Inmaculada de Andrés

mayo 20, 2012

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La ventana artística de Inmaculada de Andrés Viñas se abrió de par en par el día en el que comprendió que si seguía cerrada a sus inquietudes, también estaba oprimiendo una de sus facetas vitales. No es nuevo, por tanto, su quehacer en esa dirección. Sólo que ahora, liberada de otras ataduras, el tiempo se ha convertido en su mejor aliado y, aunque no le apremia, tampoco lo desprecia.

Para esta riojana de sonrisa franca, verbo claro y directo, su encuentro explícito con el arte se ha convertido en una revisión de ilusiones dormidas. Como si de pasar lista a asuntos vitales pendientes se tratase, el día en que colgó su bata blanca de farmacéutica titular, encontró su mejor camino en la formación artística y en la plasmación inmediata de sus inquietudes.

Inmaculada de Andrés: encuentro con su espacio vital

Porque bueno es decir que Inmaculada de Andrés Viñas, riojana de nacimiento, decidió en sus albores juveniles estudiar Farmacia y cumplió sus sueños académicos en la Universidad Complutense, de la que se licenció plena de conocimientos en una época de elevada exigencia de lo que siempre ha sido una vocación certera.

Descubrió la experiencia hecha virtud en un pueblo hermoso, de raíces fecundas en la señera tierra de Cantabria, llamado Bárcena de Pie de Concha, situado en el valle de Iguña, colindante de Molledo, Pesquera, Santiurde de Reinosa y San Miguel de Aguayo, Los Tojos y Hermandad de Campóo de Suso, si la memoria no falla. Casi el paraíso, donde la naturaleza se convierte en adalid de la convivencia.

Luego vinieron los años de dedicación y trabajo en Madrid. Primero en Saconia y después en Coslada. Llegó el día en el que el universo de los tarros de porcelana celosos guardianes de la alquimia prodigiosa, de las fórmulas enigmáticas, de las composiciones casi milagrosas y las medidas ínfimas, se convirtieron en episodio de un pasado inmediato, al que era preciso encontrar solución de continuidad en una dirección radicalmente opuesta y que siempre había permanecido latente.

Inmaculada de Andrés. Composición-06

Inmaculada de Andrés. Córdoba

Inmaculada de Andrés. Matissando

Inmaculada de Andrés. Tempestad

Comienza, pues, el intenso peregrinaje por los caminos del arte, de forma que su eterna inquietud le conduce a una larga travesía plagada de experiencias en prestigiosos foros de Madrid. Incontables visitas a museos y exposiciones contribuyen notablemente a su formación, hasta que un día conoce a Alejandro Fernández Arango, director de un curso de collages en el Museo de Arte Thyssen-Bornemisza.

A partir de ahí se inicia una sólida amistad y una apasionante relación de aprendizaje entre alumna y profesor. El seguimiento de sus enseñanzas despierta en Inmaculada de Andrés el deseo de plasmar en cualquier soporte sus inquietudes artísticas y vitales. Utiliza, sobre todo, técnica mixta, pintura matérica y collage. Al mismo tiempo, profundiza en los lenguajes estéticos y en las corrientes convertidas en señas de identidad. Y es viajera constante, dentro y fuera de sus fronteras, atraída siempre por el arte en cualquiera de sus facetas.

Portada de la página web de Inmaculada de Andrés

En los tiempos en los que la tecnología domina e impera, se hacía necesario disponer de una página web a modo de escaparate de su capacidad creadora. Y hace poco tiempo, unos días apenas, en los que su autora ha nacido al espectro inconmensurable de esta espectacular dimensión de la comunicación sin fronteras: inmaculadadeandres.com. Disfrútenla. Nosotros ya somos copartícipes de este nuevo espacio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: