Puente de Rande

septiembre 3, 2014

Juan Carlos Díaz Lorenzo (*)

El puente de Rande es uno de los iconos de la ingeniería contemporánea de Galicia y España. Hemos tenido ocasión de cruzarlo en diversas ocasiones y siempre nos impresiona. Es una obra singular que forma parte de la Autopista del Atlántico (km 148) que enlaza A Coruña y Vigo y cruza la ría viguesa en el conocido como estrecho de Rande –de ahí su nombre, escenario de la batalla librada el 23 de octubre de 1702, que enfrentó a las escuadras de las coaliciones anglo-holandesa e hispano-francesa, en el contexto de la Guerra de Sucesión española–, con lo cual evita dar un rodeo aproximado de unos 48 kilómetros. 

Existe un mirador desde el que es posible contemplar una panorámica que resulta extraordinaria: la isla de San Simón, las bateas mejilloneras, las casas y sus huertos, la entrada a la ría en toda su anchura e inmensidad con la vigilancia pétrea de las islas Cíes y el ingenio en forma de puente de sorprendente estructura metálica que emerge desde el fondo del mar y une los municipios de Redondela y Moaña. Es una experiencia realmente magnífica e inolvidable para los sentidos y reflejo de la esencia singular de esta tierra entrañable.

Vista aérea del puente de Rande y la ría de Vigo. Al fondo, las Islas Cíes

El proyecto, muy novedoso en su tiempo, es obra del ingeniero Florencio del Pozo, con la colaboración de los ingenieros Fabrizio de Miranda y Alfredo Passaro y las oficinas técnicas PROES (España) y STIPE y RECCHI (Italia). El contrato para su construcción fue adjudicado a Cubiertas y Tejados y MZOV y el coste final ascendió a 3.658 millones de pesetas de la época, casi 22 millones de euros.

La idea, sin embargo, no era nueva. En 1946, Gerardo Ramos Campos ya se había posicionado a favor de la construcción de un puente en la zona. Tal fue su insistencia, que en 1958 consiguió que el director general de Carreteras, Pedro García Ormaechea, autorizara un primer estudio que no pasó del papel. Gonzalo Fernández de la Mora, ministro de Obras Públicas entre 1970 y 1974, fue el encargado de presidir la colocación de la primera piedra del puente de Rande, acto celebrado el 17 de diciembre de 1973.

Las obras comenzaron a finales de 1973 y duraron cuatro años

La longitud total del puente de Rande es de 1.558 metros

En la construcción trabajaron unas cuatrocientas personas y aunque estaba finalizado en noviembre de 1977, hubo que esperar al remate de los tramos de la autopista Pontevedra Sur-Rande y Rande-Vigo. Carreras escolares, pruebas ciclistas, pista de competiciones y marchas populares fueron las encargadas de estrenar el puente de Rande antes de su apertura al tráfico rodado[1]. En el momento de su apertura, el 7 de febrero de 1981, era el puente atirantado de mayor longitud del mundo y el segundo más largo de España, después del denominado puente-sifón Santa Eulalia, construido sobre el río Odiel e inaugurado en marzo de 1969, que permite el acceso a la ciudad de Huelva.

La longitud total es de 1.558 m. Los viaductos de acceso miden 863 m. El trazo del puente mide 694,98 m, de los que 400,14 m corresponden al vano central y 147,42 m a cada uno de los vanos laterales. El tablero tiene un ancho total de 23,46 m, que permite una doble circulación en cada sentido, a una cota de 50 m sobre el nivel del mar. Las dos columnas que sostienen el tramo atirantado tienen forma de H, una altura total de 148  m[2] sobre el fondo marino y una disposición de cables en abanico en dos planos oblicuos por pila. Descansan sobre unas fundaciones a la cota –20, cimentadas directamente sobre la roca del fondo de la ría. En 1983 fue superado en mayor longitud de vano central (440 m) por el puente “Ingeniero Carlos Fernández Casado” –proyecto del ingeniero Javier Manterola– que cruza el embalse de Barrios de Luna (León) con una distancia total de 643 m.

Las columnas que sostienen el tramo adintelado tienen horma de H

El vano central del Puente de Rande mide 400,14 metros

Otros datos técnicos de interés de la parte central atirantada son las siguientes: Cimentación: 192 pilotes de dos metros de diámetro, 17.415 metros cúbicos de hormigón prepakt, 19.789 metros cúbicos de hormigón armado, 1.200 toneladas de acero en zapatas. Pilas: las centrales tienen una altura de 142 m, en las que se emplearon 7.700 metros cúbicos de hormigón y 900 toneladas de aceso y 1.942 metros cúbicos de hormigón y 248 toneladas de acero en las laterales. Tablero metálico: peso total, seis mil toneladas, 80 unidades de tirantes del tablero y 14,88 kilómetros de longitud de los cables. Viaducto de acceso: longitud tramo sur, 757 m; longitud acceso norte, 106 m; 13.200 metros cúbicos de hormigón, 2.000 metros cúbicos de acero y 347 toneladas de acero para postensar. En 1979 recibió el Premio Europeo a la Construcción Metálica.

Ampliación

En agosto de 2010, el puente de Rande absorbía el tránsito de unos 80.000 vehículos diarios, treinta mil más de lo previsto en sus inicios y desde su apertura lo han cruzado unos 250 millones. Por entonces ya se habían planteado varias opciones, entre ellas la opción contemplada por el Gobierno central, de ampliarlo con dos nuevos carriles. En su día, la Confederación de Empresarios de Pontevedra propuso la construcción de otro viaducto entre Alcabre (Vigo) y Cangas, con una longitud total de 1.820 m, dos carriles en cada sentido y una inversión estimada de 400 millones de euros. La idea se descartó tanto por su coste como por la oposición social que generaría un nuevo puente. Otra opción es la denominada autovía A-59, promovida por la Xunta de Galicia. El Ministerio de Fomento presentó un estudio informativo del trazado, con una inversión estimada de 427 millones de euros.

El puente de Rande es una obra emblemática de ingeniería en Galicia y en España

El puente de Rande es una obra de ingeniería civil muy reconocida

Por la prensa gallega hemos sabido que el Ministerio de Fomento ha remitido al Concello de Moaña, para su exposición pública, las resoluciones con la aprobación definitiva del proyecto de trazado de ampliación y construcción del puente de Rande. Se  hace referencia a la aprobación definitiva del tramo denominado enlace Cangas-Enlace Teis y el tramo del propio puente. La licitación asciende a 174 millones de euros, de los que 81 millones corresponden al enlace de Cangas y 93 millones para el tercer carril del puente en ambos sentidos[3].

Con fecha 30 de noviembre de 2011 se aprobó de forma definitiva, como proyecto de trazado y proyecto de construcción, el proyecto de ampliación de la capacidad de la autopista AP-9 en dos tramos: Puente de Rande y tramo Enlace de Cangas-Enlace de Teis. El primero, con un presupuesto de licitación de 79,4 millones de euros sin IVA (14,3 millones de euros, 18%) y el segundo, con un presupuesto de licitación de 69,2 millones de euros sin IVA (12,4 millones, 18%). Por resolución de 30 de abril de 2009, de la Secretaría de Estado de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente, se adoptó la decisión de no someter a evaluación de impacto ambiental dicho proyecto, incluyendo el tramo del puente de Rande. El proyecto fue redactado por los ingenieros Manuel Juliá Villardell y Julio Martínez Calzón, contratados por la concesionaria de la autopista AP-9.

La fisonomía original sufrirá algunos cambios con las obras de ampliación proyectadas

En fechas 12 y 13 de mayo de 2014, el secretario de Estado de Infraestructuras modificó las anteriores resoluciones de 2011 en cuanto al presupuesto de licitación. Establece para el tramo del puente de Rande un presupuesto de licitación de 76,8 millones de euros; y para el enlace de Cangas-Enlace de Teis, otro de 67.039.587 euros, reduciendo en ambos el importe correspondiente a los gastos generales, del 17% al 13% en 2,5 millones en el caso del tramo del puente y en 2,2 millones de euros en el enlace, sin incluir 16, 1 y 14,07 millones de euros, respectivamente, en concepto de IVA, que se ha fijado en el 21%. Las resoluciones gemelas también establecen la ratificación de la orden para incoar el expediente de expropiación de los terrenos necesarios para la ejecución de las obras.

La resolución pone fin a la vía administrativa, contra la que cabe interponer recurso potestativo de reposición ante la ministra del ramo en el plazo de un mes, o bien recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional en el plazo de dos meses, a partir de su publicación el 17 de mayo de 2014 en el BOE. Con este anuncio, la concesionaria –que dispone de fondos tras una reciente emisión de obligaciones por importe inicial de 195,8 millones de euros, ampliables hasta los 400 millones– puede iniciar el proceso de contratación de las obras, con una duración prevista de 30 meses.

Las obras consistirán en la ampliación del puente con un tercer carril en cada sentido que se construirá por el exterior de los dos pilares existentes y de forma independiente. Uno de ellos será de uso exclusivo para el ramal de incorporación de O Morrazo. En la actualidad se realizan en el puente obras de regeneración para la ampliación. La primera fase se realizará en un embarcadero en tierra desde donde se trasladarán por mar los elementos constructivos hasta cuatro plataformas que se instalarán junto a los pilares. Serán instaladas grúas torre y ascensores para elevar los elementos de construcción, sin que ello afecte al tráfico rodado.

(*) Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Santiago de Compostela.

Notas

[1] El Mundo, 7 de febrero de 2011.

[2] Del Pozo Frutos, Florencio. Cimentación del puente de Rande. En Revista de Obras Públicas, pp. 727-737. Madrid, octubre de 1978.  

[3] Faro de Vigo, 21 de mayo de 2014.

Fotos: Alfredo Campos Brandón